el colegio de huérfanos

Pocas intervenciones de recuperación de patrimonio histórico-artístico han sido tan acertadas como la rehabilitación del edificio del antiguo Colegio de Huérfanos de Ferroviarios como centro cultural, llevada a cabo por el Excmo. Ayuntamiento de Torremolinos.
Este edificio, protegido como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, fue construido por el arquitecto Alonso Martos entre los años 1933 y 1936, y constituye una obra emblemática del llamado "Movimiento Moderno". El edificio fue utilizado hasta mediados de los años setenta y ha estado más de veinte años abandonado hasta que, en 1998, el Ayuntamiento de Torremolinos emprendió su rehabilitación y adecuación como centro cultural. Una rehabilitación que ha respetado las fachadas y la estructura de este magnífico edificio e incluso el muro y verja exteriores.


Rebautizado como Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso, el edificio fue reinaugurado el 12 de noviembre de 2001. Las instalaciones comprenden siete mil metros cuadrados distribuidos en dos plantas, y acogerán los Talleres Municipales de Cultura, la Escuela Universitaria de Hostelería y Turismo (dependiente de la Universidad de Alcalá), salas de teatro, cine, exposiciones, bibilioteca, hemeroteca y archivo.