Los duques de Windsor,
fieles a la Costa del Sol
Bajada al Bajondillo
y torre que da nombre a la localidad
Anthony Quinn y la orquesta del Pez Espada.
Cedida por www.guateque.net
Portada de uno de los discos del polémico
Dr. Timothy Leary

visitantes ilustres

...en la terraza de la suite un príncipe se somete a la
servidumbre de la púrpura y contiene sus deseos de
correr por la arena y meterse en el mar

Ángel Palomino (“Torremolinos Gran Hotel”, 1972)

Los criados y el licor resultan asombrosamente económicos.
William P. McGiver (“La Costa del Sol”, 1960)

Torremolinos en la etapa de máximo esplendor recibió las visitas de los personajes más relevantes de la época: los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, entonces Príncipes de España, acudieron en diversas ocasiones a actos protocolarios, particularmente en el Palacio de Congresos y Exposiciones. También fueron asiduos visitantes los Marqueses de Villaverde, hija y yerno del general Franco. Y una pléyade de ministros, directores generales y otros cargos políticos.

Muchas ilustres personalidades veranearon, actuaron o estuvieron de paso por esta localidad de la Costa del Sol, alojados en el hotel Pez Espada y en otros establecimientos. Torremolinos acogió a familias reinantes y a reyes destronados: los reyes Humberto II de Italia, Feisal de Arabia Saudita, Balduino de Bélgica, Geraldine de Albania, la emperatriz Soraya de Persia, los Príncipes Rainiero y Gracia de Mónaco, el príncipe Regente Nicolás de Rumanía, el príncipe Alejandro de Yugoslavia y, con asiduidad, los duques de Windsor (el ex-rey británico Eduardo VIII y su esposa Wallis). El actual rey de Bélgica, Alberto II, entonces Príncipe de Lieja, acudía con frecuencia, en ocasiones acompañado por su esposa Paola, a la pastelería "A la Reine Astrid", ubicada en La Nogalera; le agradaba por llevar el nombre de su madre. También destacar la presencia del general argentino Perón, de cuyas cuantiosas propinas aún se acuerdan en el Pez Espada, y de su esposa María Estela. Sin olvidar a los adinerados Barones de Rotschild. E incluso el que fue vicecanciller nazi, Von Papen, que veraneó en La Roca.

El mundo del cine y de la canción aportó glamour a la Costa del Sol: la bellísima Ava Gardner, Frank Sinatra, que protagonizó un escándalo monumental en el Pez Espada, Mary Pickford, María Félix, Ingrid Bergman, Rock Hudson, Sofía Loren, Kim Novak, Orson Welles, Boris Karlof, Raf Vallone, Diana Dors, Marlon Brando, Peter Ustinov, Anthony Quinn, Trevor Howard, Claudia Cardinale, Maurice Ronet, Geraldine Chaplin, Martin Carol el director de orquesta catalán afincado en EE.UU. Xavier Cugat, Brigitte Bardot que paseaba descalza por calle San Miguel o cenaba con Lino Ventura en La Creperie de la plaza de la Gamba Alegre; o Raquel Welch, alojada en el hotel Tropicana.

No pocos intelectuales pasaron por Torremolinos incluso muchas décadas antes de su auge turístico: Salvador Dalí y su futura esposa Gala, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Luis Cernuda. Más adelante, el genial Jean Cocteau, Edgar Neville, el historiador inglés Sir Raymond Carr que tuvo su luna de miel en Torremolinos, y en fecha reciente el escritor austriaco Thomas Bernhard, quien pasó los últimos días de su vida en el hotel La Barracuda. El poeta Pablo García Baena fue propietario de una tienda de antigüedades en Torremolinos, "El baúl", en la que se congregaban personajes de la cultura: Rafael Pérez Estrada, Pepe Infante, Luis Antonio de Villena, María Victoria Atencia, Pepe Bornoy, Bernabé Fernández-Canivell.

El director de cine Jean Negulesco recibió un homenaje en Torremolinos, Paloma Picasso volvió a la tierra de sus antepasados, Nina Ricci presentó una de sus colecciones de alta costura, Sandie Shaw actuó al igual que numerosos artistas patrios: Julio Iglesias, Raphael, Isabel Pantoja, María Jiménez, Marujita Díaz, Massiel, Salomé. Lola Flores tuvo casa en Marbella, y aún la recuerdan comiendo en el restaurante "El Marqués" de Torremolinos, y en los bares y tablaos. Rafael de León, uno de los principales compositores de coplas, tuvo casa en Torremolinos, y también el maestro Juan Solano pasó muchas temporadas en la localidad, según nos informa el escritor Antonio Burgos. El actor José Luis López Vázquez tenía un apartamento en el edificio Castillo de Santa Clara. La actriz Fiorella Faltoyano residió en Torremolinos ya que sus padres eran los propietarios del hotel Piscis.

Los más modernos se dejaron caer por Torremolinos. Terry Dene, cantante británico de rock, pasó su luna de miel con la también cantante Edna Savage en 1958. John Lennon vino en 1962 con el manager de The Beatles, Brian Epstein. Tom Jones, Athur Conley y James Brown actuaron en "Barbarela". Al igual que tocaron en la localidad los grupos pop nacionales del momento: Los Sirex, los Mustang, los Gritos; los Iberos se conocieron en Torremolinos en 1966. Maurice Gibb, del grupo "Bee Gees" vino con su esposa Lulú, triunfadora en Eurovisión, en 1969. No faltó en Torremolinos la presencia de personajes polémicos, como el doctor Timothy Leary, psicólogo que se convirtió en uno de los iconos de la contra-cultura del siglo XX por su defensa del L.S.D., la mescalina y otros alucinógenos, durante los años de la psicodelia y el flower-power, y que visitó Torremolinos en 1959. Henry Charriere, ex-convicto cuya biografía dió lugar a la famosa película "Papillón" residió en Fuengirola y bajaba casi diariamente a tomar el aperitivo en "V.I.P.´s" o en "Pedro´s". Y Coccinelle, la célebre travestí francesa, acudió para participar en una película.

En Torremolinos tuvo casa la familia Kalachnikoff, descendientes del inventor del fusil homónimo, que habían emparentado con los Marqueses de Larios. Nanita Kalachnikoff era gran amiga del matrimonio Gala-Dalí, y en su casa de Torremolinos pasó una temporada la cantante Amanda Lear, musa de Salvador Dalí, portada de un disco de Roxy Music, tildada por la prensa de transexual.

Imperio Argentina, mítica cantante y actriz, falleció en Torremolinos en el año 2003. El mismo año murió en Madrid León Herrera, último ministro de Información y Turismo de Franco, que mantenía casa en la urbanización La Nogalera.

Actualmente residen en Torremolinos el compositor Augusto Algueró y el director de cine Jess Franco. También vive aquí el norteamericano Vernon Dixon, decorador de Hollywood, galardonado con tres oscars.

En los últimos años no ha faltado la visita de nuevos famosos: Jean Paul Gaultier, Marc Almond (que menciona a Torremolinos en su canción "Memorabilia"), Alaska como D.J. o con su grupo Fangoria, la cantante Neneh Cherry, el pintor Pérez Villalta o el director de cine Alejandro Amenábar.

 

página siguiente
 

inicio  |  índice  |  noticias  |  correo-e  |  enlaces   |  foro